Ver Proyectos Ejecutados

PROGRAMAS

Programa del VRA

Desde 1998 DRIS/Desarrollo Rural Sustentable viene trabajando en el valle del río Apurímac (VRA), un periodo de tiempo a lo largo del cuál ha implementado un total de catorce proyectos. El trabajo institucional se ha situado en la provincia de la Convención, distritos de Kimbiri y Pichari, con las comunidades Asháninkas y Matshiguengas ubicadas a lo largo de la margen derecha del río Apurímac.

El Programa del valle del río Apurímac desarrolla sus actividades en torno a los siguientes ejes temáticos:

a) Asesoría técnica, productiva y comercial en producción ecológica;
b) Seguridad alimentaria y nutrición;
c) Manejo sostenible de bosques tropicales;
d) Fortalecimiento de organizaciones campesinas y nativas;
e) Fortalecimiento de Gobiernos Locales y Regionales;
f) Pago de servicios ambientales: mecanismos de captura de carbono por reforestación y por reducción de emisiones por deforestación y degradación (REDD+).

Enfoque de conservación y desarrollo sostenible

Las comunidades nativas Asháninkas y Matshiguengas asentadas a lo largo del valle del río Apurímac vienen siendo afectadas como consecuencia de una colonización carente de planificación y criterios técnicos adecuados, pues los colonizadores, procedentes de la sierra sur del Perú, trasladaron a estas áreas prácticas y técnicas de producción agropecuarias no compatibles con la fragilidad del ecosistema. Implantaron métodos de roce, quema, tala indiscriminada de los bosques tropicales e inadecuados sistema de siembras. Estos factores han provocado que especies forestales de gran valor en el mercado se encuentren en peligro de extinción y que los recursos naturales se vean seriamente afectados. Asimismo, ocasionaron el detrimento de la calidad de vida de los nativos, quiénes han visto disminuidas sus capacidades productivas, económicas y sociales. Las autoridades locales les ofrecen la instalación de servicios básicos de salud o transporte en compensación del deterioro de sus recursos, pero estas comunidades desean conservar sus recursos para las generaciones futuras y, por ende, conservar sus costumbres y tradiciones y convivir en armonía con la naturaleza sin depredarla como hicieron sus ancestros.

DRIS/Desarrollo Rural Sustentable es consciente de esta realidad, por lo cuál, para el logro del desarrollo sostenible de las comunidades nativas propone un enfoque de conservación de los recursos que prioriza, en sus primeras acciones, el desarrollo productivo-nutricional a través de un manejo racional de los recursos con énfasis en sistemas sostenibles de agricultura orgánica (cultivos asociados de maíz, maní, frijol, soya y camote) y acceso coordinado al mercado. Se utilizan, además, técnicas de agroforestería como la asociación de árboles de caoba con cultivos de cacao; la instalación de viveros forestales con fines de protección y producción de caoba, cedro, tornillo o quinancho y se han reforestado áreas degradadas con técnicas agroforestales. Asimismo, en el marco del logro de la seguridad alimentaria, se introdujeron alternativas para el autoconsumo como mini-granjas de animales menores (aves y cuyes) y biohuertos (familiares, comunales y escolares) con nuevos sistemas de crianza y producción orgánica.

Se está trabajando e identificando como una opción para el desarrollo el tema de pago por servicios ecosistémicos como mecanismos de REDD+ y pagos por conservación de bosques con las comunidades participantes. Este tema es nuevo y aún impreciso, pero es considerado como un complemento conceptual, metodológico y financiero de apoyo a las actividades de conservación y desarrollo sostenible que se llevan a cabo en los ámbitos de intervención institucional. Al respecto, la institución puede aportar con su experiencia como iniciativa temprana de REDD+ en la Reserva de Biosfera del Manu para su réplica en este ámbito.

PROYECTOS EN EJECUCIÓN

a) Mejoramiento de la producción agrícola comunitaria y familiar para impulsar la seguridad alimentaria y nutricional en las familias Asháninkas y Matshiguengas del valle del río Apurímac (Perú).

Duración: 24 meses (Abril 2011 - Marzo 2013)

Este proyecto, financiado por la Junta de Castilla de La Mancha y Minka (Centro de Promoción y Solidaridad de España), busca mejorar las condiciones productivas-nutricionales, de prevención de la salud y la organización de las comunidades nativas Asháninkas y Matshiguengas del valle del río Apurímac (VRA). Para elevar la productividad agropecuaria y facilitar el desarrollo de la seguridad alimentaria se reforzarán las técnicas de manejo con énfasis en agricultura orgánica. Se utilizarán nuevos sistemas en la crianza de animales menores de fácil replicabilidad, incorporando en su dieta productos de alto valor nutricional que contribuyan a la prevención de enfermedades infecto-contagiosas. En lo organizacional se fortalecerá la capacidad de gestión de las organizaciones de base como la Organización Asháninka del Río Apurímac (OARA) y los clubes de madres de las comunidades nativas para la incidencia en temas de soberanía y seguridad alimentaria. La población beneficiaria son 150 familias (750 personas) de 11 comunidades nativas Asháninkas y Matshiguengas pertenecientes a la OARA.

ALIADOS ESTRATÉGICOS

Organización Asháninka del Río Apurímac (OARA), Gobierno Local deKimbiri, Gobierno Local de Pichari, Red de Salud Kimbiri Pichari, Coordinación Educativa de Pichari, Gobierno Regional de Cusco.

Powered by STUGRA