TEMÁTICAS

Manejo Sostenible de Bosques

El principio fundamental que ha guiado en estos años el accionar del DRIS ha sido la creencia de que los mejores conservacionistas son las personas e instituciones que viven en y de los recursos que les proporcionan los bosques. Una condición que se cumple principalmente en las zonas de amortiguamiento de las áreas naturales protegidas de nuestro ámbito de intervención. En este sentido, DRIS considera que se debe trabajar participativamente en acciones de conservación y desarrollo sostenible que permitan elevar los niveles de vida de las familias para que usen adecuadamente sus recursos naturales. Por ello, la intervención institucional se caracteriza por un enfoque participativo que se inicia con los permisos correspondientes de las autoridades y líderes locales de las comunidades beneficiarias. A estos grupos locales se les informa sobre la propuesta a impulsar, se comparte con ellos el conocimiento que tiene la institución de la zona y a través de una metodología participativa se les enseñan técnicas de agricultura ecológica, agroforestería y manejo forestal sostenible asociado a procesos de sostenibilidad alimentaria y nutricional con biohuertos y mini-granjas permiten construir una propuesta con un enfoque de conservación y desarrollo que se ha comprobado como efectivo y sostenible.

Agroforestería y reforestación

Para poder revertir el proceso de deterioro de los recursos naturales la agroforestería y la reforestación se vuelven el complemento de una producción ecológica. Como parte de ello, se fomenta la construcción de viveros comunales en donde se puedan reproducir plantones forestales de alto valor económico como el águano, cedro o caoba. Especies maderables de producción a mediano y largo plazo que se convierten en una alternativa para que las familias mejoren sus ingresos y su vida. En la zona de sierra, además, las familias han considerado la posibilidad de hacer reforestación para la captura de carbono como una fuente de ingresos a futuro.

En los viveros ubicados en las zonas de selva, se incentiva la recuperación de especies forestales nativas como el copal, puca pacae, alcanfor, laurel, pashaco o la bolaina, en tanto en la zona de sierra se fomenta la producción de aliso, molle o, en menor medida, especies exóticas demandadas por los comuneros como el eucalipto y el pino. Estos viveros permiten disponer de especies que pueden ser plantadas en campo para reforestar tierras o pueden asociarse con otras plantas en sistemas de agroforestería que enriquecen los suelos. En este sentido, al asociar los cultivos se ha dado preferencia a plantones de la familia de las leguminosas (copal, puca pacae y águano) que permiten enriquecer el suelo con nitrógeno, asociándolos con plátano, maíz u otro cultivo.

Por otro lado, en la Zona MAP se fomenta el manejo sostenible de bosques a través de procesos participativos y apoyo a los comités de gestión de bosques.

Manejo Sostenible de BosquesManejo Sostenible de BosquesManejo Sostenible de Bosques
Manejo Sostenible de BosquesManejo Sostenible de BosquesManejo Sostenible de Bosques

Powered by STUGRA